La investigación se pregunta por los procesos culturales e históricos de construcción de las ruinas al interior de nuestras ciudades contemporáneas (Santiago, Bogotá y Quito), ya sea en términos de la génesis de su forma material así como de las narrativas y disputas que desde ellas se generan. En nuestra ruinas confluyen las fuerzas de la naturaleza y la cultura, vectores inagotables de construcción y destrucción; se manifiestan también las latencias del pasado y las configuraciones del presente, en una tensión constante entre la memoria y las voluntades de reescribir la ciudad; y se materializan, finalmente, diversos proyectos urbanos, cuyas agencias diferenciadas ponen de relieve el carácter histórico y político de la ruina. En este sentido, partimos de la premisa que el abandono de la ruina es una manifestación cultural y a menudo política contra la cultura misma y sus ansias de progreso en el tiempo. Si bien la génesis de toda ruina urbana se asocia a la negación del significado original de un determinado edificio, no todas las ruinas poseen un mismo devenir en la ciudad. Algunas ruinas tendrán un lugar, gozando del reconocimiento y la imaginación de quienes la observan. Estas son las ruinas de la nostalgia moderna, que hablan y se leen como testimonio de un tiempo perdido. Pero otras sin embargo, con el pasar del tiempo, sólo darán curso al escombro, haciéndose inteligible la forma y la narrativa que le dio origen, estas son las ruinas del olvido.

Descargar documento completo en PDF